Bienvenidos a la web de la Falla Plaza del Pilar

Víctor Monzón Jarque

UN PRESIDENTE CONCILIADOR 

Nacido en Mora de Rubielos – Teruel -, desde muy joven se afincó en Valencia, puso en marcha sus negocios y se adaptó hasta el punto de hablar en nuestra lengua como cualquier valenciano. 

Residente en la calle del Pilar esquina con la Plaza, se enroló en la comisión desde el mismo año de su creación, accedió a la presidencia a los pocos meses y desde el primer momento su empeño estuvo dedicado a aglutinar voluntades, crear un gran equipo y como un amigo mas funcionar siempre con miras a la superación. 

“Don Victor” no necesitaba imponer ni demostrar su autoridad, su personalidad inducía al respeto, un don que él cultivaba en su entorno siendo el primero en ofrecer. Bondadoso y sobre todo conciliador, cualquier sugerencia, que no demanda, era siempre atendida por que su generosidad lo requería, tanto dentro de la comisión como entre el colectivo fallero, donde se le respetaba y admiraba con evidencia en el trato. 

Al cumplir la comisión el 25 aniversario se le rindió un homenaje en los salones de Viveros y el entonces alcalde Miguel Ramón Izquierdo le concedió la medalla de la ciudad. Años mas tarde recibiría de su pueblo el nombramiento de Hijo Predilecto y se le rotularía una calle. 

En el Pilar puso los cimientos de lo que fue y sigue siendo una comisión ejemplar, cuidando al día la economía, las relaciones y el bienestar de sus compañeros como un auténtico patriarca. 
 
Su visión de futuro le hacía presagiar acontecimientos y con esta cautela y alto sentido de la moralidad, aconsejaba actuaciones que luego se resolvían con éxito. 

Tras 37 años al frente de la presidencia, Victor Monzón ha dejado la huella imborrable de su sapiencia que todavía sigue vigente, nos dejó el 15 de agosto de 1.990 y se fue seguro de dejar una buena sucesión, para que la continuidad de la Falla del Pilar fuera tan longeva como lo es nuestro infinito recuerdo.